VENTOSAS Y MOXIBUSTION

TERAPIA CON VENTOSAS Y MOXIBUSTIÓN

La terapia con ventosas y moxibustión es utilizada desde la antigüedad por su eficacia curativa y por ser una técnica que armoniza y ayuda a regular las funciones vitales del organismo. También es una terapia indicada para tratar patologías músculo-esqueléticas, como por ejemplo: contracturas, lumbago, ciática. Así como para reducir la acumulación de tejido adiposo y favorecer el adecuado movimiento de la linfa.

Qué es la Aplicación de Ventosas?

Se trata de uno de los métodos terapéuticos empleados en la Medicina Tradicional China (MTC) con la finalidad de provocar determinados estímulos cutáneos y tisulares mediante la producción del vacío. Es una técnica muy útil en el tratamiento de problemas de los meridianos debido a un estancamiento de la sangre o del “Chi”. También es eficaz para expulsar los factores patógenos externos sobretodo el viento y el frío.

La aplicación de ventosas en inglés se llama cupping (de cup, “taza”), por eso a veces se llama “terapia de las tazas chinas”.

¿En qué se basa la aplicación de ventosas?

 Las Ventosas tradicionales pueden ser de cristal, de bambú, de cerámica o de arcilla.

Las ventosas modernas pueden ser de plástico con bomba de aspiración, con pera de goma o magnéticas.

Las ventosas modernas se aplican gracias a una bomba de aspiración o pera de goma. Son muy prácticas. En cambio, para aplicar las ventosas tradicionales es necesario quemar una bola de algodón previamente mojado con alcohol en el interior de la ventosa. La combustión del oxígeno crea un vacío de aire dentro de la ventosa que al colocarla sobre la piel hace que se pegue a ella, que la succione. Esta técnica además de ejercer el efecto de la succión es más efectiva porque el calor del fuego ayuda a que los poros de la piel se abran y así los factores patógenos se eliminen.

Las ventosas se pueden aplicar de varias formas, pueden dejarse retenidas o fijas, pueden quitarse y ponerse rápidamente, pueden moverse una vez aplicadas, se pueden sacudir, girar…

Una de las opciones consiste en colocar las ventosas y dejarlas inmóviles sobre la piel entre 10 y 15 minutos. Otra opción, consiste en hacer deslizar las ventosas por la espalda mientras se mantiene el efecto ventosa. Para ello, antes de colocarlas, se aplica aceite sobre la piel para lubricarla y facilitar los movimientos. Esta segunda opción es tan agradable como un masaje, aunque a veces, causa dolor.

¿Qué es la Moxibustión?

Moxibustion” significa producir calor, en los puntos acupunturales, por la combustión de una pequeña cantidad de hierba pulverizada llamada “Artemisa sinensis”.

Utilizamos la Moxibustión, principalmente, para introducir calor en los meridianos, en casos donde la energía “Chi” o la circulación sanguínea se han estancado, interrumpiendo su fluir constante, dando como consecuencia un desequilibrio energético el cual se manifiesta, generalmente, con dolor agudo punzante.

¿En Qué Nos Puede Ayudar la Moxibustión?

A un nivel local la Moxibustión nos ayuda en:

  • Trastornos en las articulaciones (como la artrosis o la artritis)
  • Trastornos derivados del frío o la humedad (rigidez lumbar)

 A un nivel más amplio la Moxibustión nos ayuda a:

  • Estimular el yang interno del cuerpo (fatiga)
  • Regular el sistema digestivo (nauseas, digestiones pesadas)
  • Regular el sistema reproductor femenino (trastornos en la menstruación
  • Regular el ki de bazo (cansancio permanente, fatiga de brazos y piernas, necesidad de dormir)
  • Mayor producción de glóbulos blancos, glóbulos rojos y hemoglobina.
  • Mejora en el tiempo de coagulación y capacidad de generación de anticuerpos.

ABOUT AUTHOR

NO COMMENTS

Comments are closed.